Una dedicatoria, poco más que algo..., hacia aquellos que no están ya con nosotros físicamente..., pero que en realidad siempre están ahí a nuestro lado.

A ellos que ya han marchado

dejando su rastro y amor

a ellos que desde lejos

aun nos dan su cariño…, su calor.

 

Por todos ellos un recuerdo

una lagrima y una flor

Un susurro diciendo aun te quiero

y la tristeza de su adiós

 

Por ti y por mi

porque a todos alguien nos falta

y vagamos en la añoranza

que se rinde al corazón.

 

Es por siempre ese cariño

no es un adiós de verdad

es hasta pronto mi amigo…,

padre, hermano o tío

o mama que ya marcho….

 

Pero pronto o tarde nos veremos

todos tenemos que partir

ahí a los cielos…,

para volver a unirnos allí.

 

Por que todos…,

todos llegaremos

llegaremos al final…,

todos allí.

 

    Aun tu recuerdo, vive en mi interior, aun escucho tu voz y siento tus pasos al caminar…, porque nunca has marchado, siempre has vivido en mi oscuridad…, la oscuridad de no tenerte pero sentirte en mi…,  (a mi padre con cariño…) Demelsa 

Hubiera querido conocerte,

pero tan solo una foto y una imagen

en mi mente emerge

sin saber nada de ti.

Más sigo extrañando el tenerte

y el haber convivido junto a ti....

Te quiero

(De mi madre a su padre)

Es tanto lo que me acogiste

en tu dulce corazón

que nada hubiera sido de mi vida.

Sin ti hubiera estado perdida

sin nadie con quien contar.

En esta vida vacía

que tristemente ...,

me toco jugar.

(De mi madre a su abuela)

Y a los que nos han dicho adiós mas

 recientemente va por ellos también este recuerdo.